Escritura

Escritor Itinerante. A veces la mente no despierta.

Hoy es uno de esos días en lo que, tras casi dos horas de haber despertado, y tras casi 1 hora de haberme salido a caminar, nomás no se ha acoplado mi mente a mi cuerpo. Espero que escribir mi dosis diaria de letras de Escritor Itinerante me haga ponerme manos a la acción.

Todos los días nuestro cuerpo despierta a cierta hora, pero a veces algunos días nuestra mente tarda mucho más tiempo en procesar la información, tomarse su café mental y poder dar manos a la obra.

Cómo despertar la mente de un escritor itinerante

Hay días en los que me cuesta más trabajo pensar que mi día será igual que el otro. Por eso prefiero hacer cosas diferentes día con día. Pensar que si el día de ayer me dediqué a hacer y a programar las imágenes para mis diferentes cuentas de redes sociales, hoy haré un video y mañana tal vez haré otra cosa como subir cierto tipo de información.

Lo que sea para mantener los días diferentes. Me hace falta despertar y saber que iré a visitar a tal o cual cliente, pero son gajes del oficio. Como he dicho varias veces, es difícil pensar en la monotonía. Pero día con día va avanzando ya esta cuestión y será poco tiempo para retomar los hábitos normales.

Lo que sí les tengo que confesar (con el corazón en la mano) es qué veo que poco a poco empiezan a leer más personas este pequeño blog con mis notas de mi día y con mis chispazos de escritor itinerante, clandestino y amateur.

Si alguno lee esta entrada, me gustaría que me dijera que tal va y que ha pensado hasta el momento. Dicen que un árbol que cae en el bosque no produce ruido si nadie lo escucha. Yo creo muy diferente y creo que el ruido existe, sólo que a veces se guarda para la persona que necesita ese azotón en bosque…

¿Ustedes qué piensan?

Por cierto… ¿Ya me siguen en mis Redes Sociales?… InstagramFacebook y Twitter.

0 0 Voto
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios