Inspiración

Encontrando por sorpresa a mi alter ego

Muchas veces había escuchado en teoría lo que era un alter ego. Y si bien lo tenía bastante claro, nunca había entendido del todo como podía ser un ejemplo de ello.

Durante mucho tiempo, cada vez que veía a un comunicador deportivo bastante famoso se me revolvía la tripa. Era un personaje que no podía ver.

A pesar de que soy poco seguidor de la mayoría de los deportes, me encantan las estadísticas. Ese análisis numérico que muchos pueden considerar decisivo para las apuestas para mí se vuelve algo apasionante.

Mi alter ego

Y al final puedo no estar al pendiente de los partidos, pero siempre verifico las estadísticas. Por eso cuando tengo oportunidad veo los programas deportivos, para ver cómo interfieren dichas estadísticas en los puntos de vista de la gente de la televisión.

Y cuando veía en dichos programas a este comunicador deportivo, me daban ganas de estar ahí y mentarle la madre (literalmente) porque sentía que muchas veces se metía y era hasta agresivo.

Hoy de casualidad, estaba transcribiendo unas ideas de un libro cuando se puso una entrevista bastante extensa que le hicieron y me quedé analizándola. Viendo como era esa persona lejos de un cuadro directo a horario estelar.

Entre más pasaban los minutos, me di cuenta de algo. Muchas veces nos cae más la gente porque se vuelve nuestro alter ego. Aquella persona escondida que nos dice “tengo que salir” pero que a pesar de todo, casi siempre está ahí atrás de la pared.

Me di cuenta que muchas de las veces que quiero sacar mi verdadera personalidad apasionada, que no me importa lo que diga la gente (que ya he podido controlar), sin tener miedo de las decisiones que puedan tener o que conlleven a algo por lo que digo

Básicamente si, ese alter ego, ese personaje contrario a mí. Y adivinen qué… Tiene mucha razón en como es, su polémica y hasta cómo lo dice. Hoy me dieron ganas de entrevistarlo para mi podcast y poderle decir exactamente eso. Como un alter ego puede pasar del odio a la admiración y al respeto en tan sólo unos pocos segundos.

Por cierto… ¿Ya me siguen en mis Redes Sociales?… InstagramFacebook y Twitter.

0 0 Voto
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios