Relaciones

Una disculpa muy sincera es mejor

Este texto lo escribí para que la gente me entienda o hasta se vea en mis zapatos cuando pido una disculpa.

Soy una persona muy dura. Eso lo sé y no tengo problemas en aceptarlo. Mi carácter es muy fuerte y explosivo y a veces me pongo en mi macho y no me mueven de ahí. Soy terco y casi siempre quiero imponerme.

Sin embargo, con lo que la gente le cuesta mucho lidiar es con mi falta de disculpas. Realmente son pocas y muy contadas las veces que he pedido una disculpa.

Pedir una disculpa…

Para mí el pedir una disculpa es porque eres sincero, porque aceptas que la cagaste y aceptas que dando esa disculpa reparas un poco el daño. Sin embargo, si de verdad no le ves nada malo en la pelea, ¿Por qué pedir una disculpa?

Sí, entiendo la parte del porque pudiste lastimar a la otra persona, pero al final esa persona tomó las cosas así.

Hace poco tuve una disculpa con una persona cercana, tal vez se podría llamar “mi pareja del momento”. Y ella supongo que esperaba una disculpa, pero a razón de como yo lo veo, no hay por qué hacerlo. Tal vez si exagero a veces en la forma, pero jamás en el tema. Y para mí una disculpa es sincera, es porque de verdad sabes que te equivocaste y lo haces de corazón.

Cierto, soy muy duro y a veces uno no me entiende. Pero créanme que cuando digo esa disculpa es porque sé que la cagué y duro y porque sé que pondré todo el empeño en no volverlo a hacer. Aunque de nada sirve repetir 25,000 veces “perdóname” si no es sincero.

Tú, futura novia, esposa o “algo” que leas esto, espero que comprendas eso, si algún día llego con cara de perrito regañado y con arrepentimiento, créeme que lo digo en serio, porque prefiero ser muy muy directo y cuando me equivoque decirte “perdóname, neta no lo vuelvo a hacer”.

No te olvides de seguirme en mi Instagram, mi Facebook y mi Twitter.

0 0 Voto
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios