browsing category: Relaciones

Relaciones

Poder seguir adelante. Francois Ozon

Hace tiempo leí un texto de un director y escritor frances llamado Francois Ozon, de una película de nombre “Isabelle”, que me encantó, de dejar ir, de dejar volar, de marchar y de poder seguir adelante. Espero les guste.

Isabelle. Poder seguir adelante

Date la vuelta, mira tu vida y decide ahora mismo si este momento, este lugar hace que tu pulso se acelere y tu corazón se doble. Si no hay un sentimiento de aleteo en la parte más profunda de tu alma, cuestionando y absorbiendo todo lo que te rodea, vete ahora mismo.

Si te sientes cómodo, satisfecho e incontestado … ponte de pie y aléjate. Haz planes o no los hagas, pero hagas lo que hagas, abandona ese lugar y busca un lugar nuevo.

Hay una razón por la cual la palabra “salir” suena muy bien. Como decir “hasta luego” en lugar de “adiós”, te pone muy a gusto. Significa un nuevo comienzo, un alejamiento del anterior y un exceso. Porque salir es solo el precursor de llegar, y no hay nada mejor que un nuevo comienzo.

Ya sea un nuevo departamento o una nueva ciudad

Empezar de nuevo no se trata de cambiar tu escena, sino la forma en que estás viviendo en ella. Se trata de volver a abrir los ojos, caminar hacia el borde y mirar hacia arriba, hacia abajo y hacia el otro lado, una vez más, comprender la inmensidad de la vida que te espera abiertamente.

La vida tiende a envejecer. Al igual que tu comida favorita, pierde su ventaja después de un tiempo, esa cualidad especial que te hizo querer tanto en primer lugar. Nosotros, al igual que los lugares en los que nos limitamos, se vuelven tan aburridos y aburridos como nuestro entorno.

Las nuevas experiencias son la razón por la que vivimos. Son la razón por la que nos levantamos todos los días, la razón por la que continuamos. Mientras disfrutamos de la comodidad, ansiamos experiencia. El punto de vida no es resignarse a una parte de la vida, sino redefinirse continuamente. Es para bautizarte a ti mismo, una y otra vez, en nuevas aguas y en nuevas experiencias.

Tienes toda tu vida para estar cómodo, para sentarte en tu casa y disfrutar de la familiaridad de la misma. Pero en este momento, mientras eres joven e incómodo, sigue adelante, sigue desafiándote a ti mismo.

Sigue haciéndote sentir incómodo. Porque solo cuando nos sentimos incómodos crecemos y aprendemos.
Para realmente comprenderte a ti mismo, a tu propósito y a quienes te rodean, debes seguir moviéndote. Debes moverte al menos cinco veces; cinco veces para abrir tu corazón y sumergir los dedos de los pies en algo nuevo, fresco y que cambia la vida.

1. Para alejarse de lo que sabes

Tu primer movimiento es como volar por primera vez. Como aprender a volar, te das cuenta de que lo único que te detiene del mundo eres tú mismo. No tienes alas, tienes piernas, aviones y trenes. Tienes autobuses, autos y transatlánticos. Tienes el mundo frente a ti, con nada más que cielo abierto y posibilidades ilimitadas.

Pero primero debes abandonar el nido. Debes despedirte de todo lo que creciste, el pequeño mundo que alguna vez considerabas suficiente. Debes liberarte de las comodidades de lo familiar y colocarte en medio del caos.

Este primer movimiento es el más difícil. Es el momento en que voluntariamente decides sentirte incómodo, asustado y solo. Está tomando la decisión de convertirse en un extranjero, un extraño, un refugiado. Está abandonando todo lo que una vez acarició por la idea de que hay algo mejor por ahí.

2. Para encontrar nuevas experiencias

El segundo movimiento que hagas debe ser uno de inquietud. Deberías estar cansado de los mismos sabores de tu entorno ahora cómodo. Este movimiento se trata de sentir de nuevo. Se trata de aceptar que no puedes saber todo, pero vas a intentarlo.

Vas a tener experiencias, aventuras y un futuro imprevisto. No sabes a quién conocerás, qué encontrarás ni cómo llegarás, pero lo harás. Entrarás en él a ciegas y abiertamente.

Harás nuevos amigos, encontrarás nuevos sabores y volverás a encender esa pasión por la vida que surgió con tu primer movimiento. No descansarás hasta que tu alma hambrienta sea aplacada. Dejarás a tus viejos amigos por nuevos, tu primer idioma por otro y esa idea de que estás en casa por esa sensación vigorizante de añoranza.

3. Para perseguir el amor

Perseguir el amor es perseguir las felicidades. Es para decidir que te lanzarás a la vertiginosa, enloquecedora e inquieta persecución a la que todos estamos intentando ingresar. Porque el amor es el destino final, ¿no es así? Es la razón por la que nos movemos todos los días.

Es la razón por la que nos levantamos y luchamos contra lo malo. Es la razón por la que seguimos adelante, caminando penosamente, encontrándonos persona tras persona. Es el último objetivo, la última frontera y lo único que vale la pena avanzar.

Si crees que lo has encontrado … en una persona, una ciudad, un trabajo, debes avanzar. Si el trabajo de tus sueños te espera en España, debes mudarte allí. Si su corazón anhela las playas rosadas de las Bermudas, debes ir allí.

Si te enamoras en las dunas del Cabo con un hombre que apenas conoces, debes seguirlo. Perseguir el amor no es irresponsable, es honesto. Estás admitiendo que no hay mayor persecución, nada más importante. Porque si no estás persiguiendo el amor, ¿qué estás persiguiendo?

4. Para escapar de ese amor

El amor no es infinito. Se puede encontrar en un momento, una dosis única o un romance fugaz. Puede ser un año de amor perfecto con alguien que no debe quedarse en tu vida. Puede ser en playas que te traen paz hasta que tu corazón año para algo nuevo. Puede ser en el primer bocado de pasta y terminado con su último.

El amor no se define por su longitud sino por su capacidad de tocarte y cambiarte. El hecho de que no dure no significa que no sea real. Debes partir por amor, pero también debes darte cuenta de que ese amor ya no existe.

Debes ser lo suficientemente fuerte como para alejarte del amor terminado para encontrar un nuevo amor.

Debes huir de la sofocación que proviene del amor sofocado y mantener tu corazón abierto por más.

Nunca debes conformarte, nunca ceder a la idea de que no puedes tener otra. Porque el mundo está lleno de cosas en las que arrojar tu corazón, cosas que te hacen llorar y darte cuenta (una vez más) de por qué estás vivo.

5. Para empezar todo de nuevo

Debes resistir los confines de la comodidad. Debes desafiar la idea de establecerse. Nunca debes resignarte a lo ordinario o lo fácil. Debes desafiar la tranquilidad por la promesa de algo más grande.

Vivir es nacer y vivir continuamente es renacer, una y otra vez. Como una persona nueva, un nuevo amante, un nuevo amigo, debes evolucionar voluntariamente y transformarte en nuevas versiones de ti mismo.

Nunca debe permitir que el nuevo lugar que ha creado se convierta en el lugar final. Debes desafiar consistentemente la idea de la comodidad por la idea de que nunca estarás completamente satisfecho a menos que estés explorando, cambiando y moviéndote.

Espero que les haya gustado. Nunca duden en poder seguir adelante.

Y por último, cierro con una frase de Stefan Zweig con la que empezó el texto que descubrí.

“Es hora de irse ahora, salir de esta habitación, ir a algún lugar, a cualquier lugar, agudizar esta sensación de felicidad y libertad, estirar las extremidades, llenar los ojos, estar despierto, más despierto, vívidamente despierto en todos los sentidos y poros.”

 

Seguir leyendo
Relaciones

Tomar tiempo en pareja siempre es posible

Qué difícil es a veces tomar tiempo en pareja.
A veces las personas creemos que para conectarnos con alguien en especial necesitamos tener cierto tipo de detalles. Estar cuando uno lo necesita, ser cariñoso, afectivo, y hasta cierto punto llegar a ser esencial. No me refiero a que seas la única persona que con la que ella cuente. Pero si que ella sepa que vas a estar ahí. Con una buena palabra, un abrazo, un beso, o algo que la haga sentir otra vez de pie.

Tomar tiempo en pareja

Sin embargo, pocas veces nos damos cuenta que para que esa relación funcione, deben de existir otro tipo de manifiestos. El ser esencial muchas veces corre o hace ver muchos riesgos. Porque si un día no puedes, o en ciertos momentos no puedes darle esa palabra. Porque si se diera la situación que estás sumergido en algo peor, no vas a poder apoyar. O simplemente los dos tienen una vida independiente en la cual pasan sus propios riesgos.
Uno debe de aprender a tomarse su tiempo. Hacer sus propias actividades, y que llegue el propio “Match”, aquel momento en que sin forzarlo, los dos están unidos, a través de un pequeño hilo rojo, pero sin presionar.
El punto más difícil es este, sentirte tan feliz con esa persona, tan maravillado y tan en paz, que no necesitas hacer nada para demostrar, ya que esa persona lo sabrá.

Encuentra tiempo para ambos

Si su agenda no coincide con la tuya, créeme que habrá un momento en que lo haga. Pero jamás presiones para qué deje algo, y por la sencilla razón que no sabrás si tú lo dejarías en dicho momento.
Muéstrate seguro cuando estés con ella. Busca el momento para tomar tiempo en pareja. Si, invítala a lugares, ve que puede ser quien realmente es contigo, y no una máscara escondiendo aquello que no quiere mostrar. Del mismo modo muéstrate como realmente eres. No guardes nada, no lo trates siquiera, porque entonces saldrá tu verdadera personalidad.
Y si, tal vez a pesar de todo esto no es la persona que estabas buscando. Tal vez solo era una serie de momentos, de circunstancias, de pequeños espacios que te enseñaron algo. Si después de esto te das cuenta que no pasará lo que creías, llora lo que necesites, pero levántate y sigue buscando, no te desesperes, porque si lo haces, si dejas de confiar y de creer, entonces la persona que llegue puede ser la correcta y te desviarás del camino por no querer volver a intentarlo.
Seguir leyendo
Relaciones

18 de abril… Miércoles por la mañana

18 de abril. Miércoles por la mañana.
A veces no nos damos cuenta de la dificultad de ser padres. Aunque tal vez no lo entienda ahorita, y pasen algunos años para que lo llegue a entender, me doy cuenta de decisiones que uno toma para que los hijos no sufran, al final puede resultar contraproducente.
En efecto, el que no deje caer a los hijos le evita que ellos aprendan a encontrar sus propios hoyos.
No se si sea por lo mismo. Pero el hecho de sentirme tan vulnerable hoy, y darme cuenta desde mis ansiedades, mis problemas, el hecho de sentirme inferior, y tratar de compensar esas fallas, hacen darme cuenta de que no puedo tratar de siempre darle todo a mi pareja, o a la persona que está a mi lado. Si ama los chocolates, busco la manera de hacerlo.  Cuando quiere flores, busco el medio. El poder viajar, busco hasta por debajo de las piedras como puedo hacerlo. E inclusive si nunca ha tenido mariachis, encuentro una fiesta para llevárselos. Puede resultar gracioso, puede resultar tierno, pero creo que yo rayo en el momento de perfección, hasta parecer hostigante conmigo mismo.

Hoy… 18 de abril

No soy perfecto, y nunca lo seré, pero necesito darme cuenta de en qué estoy fallando para tratar de aprenderlo. Mi ansiedad si bien hoy no llegó a mi límite, he podido darme cuenta que estoy dejando lo importante, por unas distracciones. Estoy fallando en mi estabilidad financiera por cumplir algo que puede darme puntos, pero que, sin embargo, he movido fibras en otra persona sin tener que recurrir a esos medios, pero que ahora quisiera ganar más tiempo haciendo eso.
Lo cierto es que, debo de dejar del lado un poco a las personas y centrarme en lo más importante, mi propia persona.

Tratando de protegernos

Debo de dejar así mismo de declararme culpable de todo lo que no pasa. Y creerme válido para lo que sí puede pasar. Mañana inicio, o al menos eso espero, mi entrenamiento. No puedo ni quiero ni debo postergarlo. No lo hago obligado. Correr me ha enseñado a platicar conmigo mismo, y se que me ayudará. Tan solo espero que mi subconsciente trabaje a la par, y haga que no apague las alarmas. En fin, hoy fue un día pesado, me di cuenta que aunque mi madre es la mejor, tal vez haya fallado en lo que yo siempre la he considerado una reina. Tratando de protegernos de este mundo. Y que, por primera vez en mi vida, necesito hacerme cargo de mis propias riendas. Aprender, tarde, pero aprender, que si me rompo la madre, yo mismo necesitaré salir adelante.
En fin, espero poder mañana hacer un examen de retrospección. Y poder encontrar realmente mis puntos fuertes, y mis áreas de oportunidad.
Seguir leyendo