A título personal

Vivir con ansiedad es un reto muy pesado.

El vivir con ansiedad crónica no es nada fácil. A veces cuando le cuentas a la gente que tienes ansiedad crónica, te ve como si tuvieras una enfermedad mental. Y a veces, inclusive, contagiosa.

No suele ser un tema que muchos conozcan en mi vida. No es algo fácil de explicar, ni tampoco fácil de digerir. Desde hace algún tiempo, mi psicóloga me ha estado ayudando a entender qué es. Y a través de ejercicios, he podido entender como se dispara, y como también se controla.

¿Qué es vivir con ansiedad?

Las respuestas a las preguntas más comunes que la gente me hace son: “No, no elijo donde sentirme ansioso”. “No, no es como un switch que se prende y se apaga”, “No, no elegí sufrir ansiedad desde pequeño” y “Si, si puedo vivir con ella si aprendo como lidiarlo”.

Es cierto, entre más pasa el tiempo y más crezco, y por lo mismo tengo muchas más obligaciones, es mucho más difícil adaptarte a tener ataques de ansiedad.

A veces simplemente una respuesta que no tenía prevista, una cita que se cancela o sale de repente, un plan no tomado en cuenta, o un problema de pareja muy ligero puede dispararlo. O hay momentos en que despierto con un ataque de ansiedad, o me duermo con lo mismo.

Poco a poco he entendido que mi problema de insomnio es gran parte causa de la ansiedad. Medita me ayuda. Viajar es mi mayor estímulo. Y el deporte también ha apoyado a no sentirme ansioso. Pero no, no siempre ayudan,

Y no, no siempre la gente se da cuenta. A veces la gente piensa que solamente estoy serio, enojado, o inclusive no se da cuenta de nada. Y como lo dije, no todos saben que sufro este mal.

¿La ansiedad es hereditaria?

¿De donde viene? Se que mi madre sufre de lo mismo, pero desconozco si alguien más en mi familia está en mi misma situación. Y no, no me dijo que lo sufría y automáticamente yo empecé con síntomas.

Fue un proceso de “Mamá, me siento así y así y así y así”, y empezamos a platicar y ella sufrió de lo mismo desde la adolescencia.

Escribir este blog me ha ayudado mucho sobre todo a poder sacar estas ideas, algo que pocos saben, algo que posiblemente muchas veces entre en mi cabeza, pero por lo menos aquí, me ayuda a escribir libremente. Y si, vivir con ansiedad no es nada sencillo.